...

Descripción general

De todos es conocida en Cehegín la imagen de la torre llamada popularmente “el Alcázar” y también del Pozo o del Ladrón de Aguas, términos estos muy antiguos que ya constan en las visitaciones de la Orden de Santiago en el siglo XVI. Parece que fue construida en torno al siglo XI o XII. Antigua torre de las fortificaciones de la villa de Cehegín, levantadas en el Siglo XII, que tenia una doble función, a la vez que torre de defensa, guardaba en su interior un pozo, de más de 40 metros de profundidad que capturaba el agua de los niveles freáticos del río de ahí su nombre de Ladrón de Aguas, que abastecía de esta a la población El Pozo, tiene forma ovalada, para la instalación sobre ella, de un ingenio hidráulico consistente en una rueda dentada que hacia mover una cadena doble, a la que se le habían aplicado cangilones cerámicos (recipientes para recoger el agua de una noria). Ésta, se encontraba instalada en un piso superior con suelo de madera, en el que se hacía girar el ingenio a sangre mediante el impulso animal o humano. Cuando los Reyes Católicos toman Granada, el peligro de una invasión desaparece, por lo que poco a poco las fortificaciones se van abandonando y deteriorando; reutilizándose estas como viviendas, vaciando su interior macizo o en este caso instalando un palomar del que se conservan parte de los nidos hasta bien entrado el siglo XVIII, en el que definitivamente el edificio se arruina parcialmente y se abandona. Evidentemente, como torre de fortificación era un elemento muy importante en el lienzo de la muralla de la villa, porque, además, su ubicación resultaba muy necesaria para tareas de vigilancia y control de los márgenes del río, así como del  camino de Canara.

Localización

Contacto

Barrio Pozo, 9